¿Cómo funciona la caldera de pellets?

2 minutos
¿Cómo funciona la caldera de pellets?

Las calderas recuperan el calor residual de los gases de combustión de los pellets para calentar el agua en el intercambiador de calor de la caldera y el circuito primario de calefacción. Los pellets se introducen en la caldera o en el tanque de almacenamiento (silo) de forma manual o a través de una línea de aspiración. La propia caldera activa el encendido automático y dosifica el combustible de pellets en función de las necesidades del hogar. La conexión entre el depósito y la cámara de combustión se realiza a través de un conducto.

Y cuando la caldera se pone en marcha, se enciende una resistencia que se encarga de quemar los primeros pellets. Las calderas deben colocarse en una sala de calderas o, si no hay sala de calderas, lo más cerca posible de la chimenea. Las calderas de pellets de madera también se denominan «calderas de biomasa» o «calderas de pellets». Muy importanteLa ceniza que retiramos de la caja es un excelente abono para plantas y jardines, y si además la utilizamos como tal, cerramos el círculo haciendo un uso 100% ecológico de nuestra planta.

En cualquier caso, el funcionamiento de la caldera es totalmente automático y no requiere la presencia de un operario. El combustible de pellets es más voluminoso que otros combustibles. Los pellets de madera se entregan en sacos que hay que rellenar una vez a la semana (o más a menudo si tiene compartimentos más pequeños). Algunas calderas permiten quemar más de un tipo de combustible (calderas de policombustible), mientras que otras sólo pueden funcionar con un tipo de combustible, como las calderas de pellets. Con esta tecnología, el rendimiento de la caldera de biomasa aumenta hasta el 100 %, lo que permite un ahorro de combustible de hasta 12 r.

Al igual que una caldera de biomasa, una caldera de pellets emite CO2 de forma neutra porque se fabrica con un combustible natural que se regenera. Para la compra de nuestra caldera de pellets podemos solicitar todas las subvenciones disponibles, que pueden ascender a sumas considerables. Al poner en marcha la cocina o la caldera, una resistencia se enciende y quema los primeros pellets, haciendo pasar una corriente de aire por el cenicero. Cada marca suele tener sus propios instaladores para la caldera de pellets Ferroli, la caldera de pellets Domusa o la caldera de policombustible Ferroli, por citar algunas de las principales marcas.

A través del panel de control (analógico o digital) podemos seleccionar y modificar en todo momento los parámetros de temperatura de humos, temperatura del circuito de calefacción, temperatura de consigna del termostato y una amplia gama de parámetros y ajustes para adaptar el funcionamiento de la caldera de biomasa a nuestro uso diario del sistema. Las calderas de biomasa pueden utilizarse tanto en el ámbito doméstico como en el industrial y su potencia oscila entre 12 kW y 500 kW. Las nuevas calderas de condensación de biomasa alcanzan rendimientos de hasta el 100 %, lo que permite un ahorro de combustible de hasta el 12 % en comparación con los aparatos antiguos.