¿Cuánto cuesta cambiar caldera de gasoil por pellets?

3 minutos
¿Cuánto cuesta cambiar caldera de gasoil por pellets?

La comparación entre las calderas de pellets y las de gasóleo se basa principalmente en el tipo de combustible, el precio y el mantenimiento. El cambio de una caldera de gasóleo a una caldera de pellets supone un importante ahorro económico a largo plazo. Ambas calderas funcionan con combustibles de similar eficiencia energética, pero el precio del biocombustible es menor. En la actualidad, los sistemas de calefacción de gasóleo se encuentran entre los más contaminantes (por la cantidad de dióxido de carbono que emiten) y el precio del combustible utilizado (gasóleo) es más elevado.

La razón por la que una caldera de pellets no emite gases contaminantes es que utiliza bioenergía, es decir, un combustible limpio y ecológico compuesto por residuos orgánicos procedentes del mantenimiento de los bosques y residuos de la industria maderera. Cuando se utiliza de forma óptima, sus emisiones de dióxido de carbono (CO ) son casi nulas. Cambiar de caldera de gas natural a caldera de pellets para evitar la cuota mínima. Se trata de una casa unifamiliar de unos 200 metros cuadrados, repartidos en 3 plantas.

Este es un aspecto muy importante, porque de él depende que tengamos que prestar más o menos atención al combustible. Las calderas se fabrican con un depósito que se carga automáticamente y puede arrancar con 100 kg. Aunque las calderas de biomasa no producen agua caliente de forma inmediata, pueden suministrar agua caliente al edificio. Para ello, hay que instalar un acumulador, que tiene la ventaja de aprovechar el calor sobrante de la caldera, lo que mejora la eficacia del sistema.

En el caso de las viviendas unifamiliares, lo ideal es que el acumulador tenga un tamaño de 200 l o, si es posible, de 300 l, ya que así la caldera se pondrá en marcha menos en verano para producir agua caliente. Se trata de una vivienda de unos 100 m2, en la que existe una instalación de gas apagada desde hace muchos años. Me gustaría saber cuál sería el presupuesto aproximado para utilizar una cocina de pellets para el agua caliente y la calefacción. Si se opta por biocombustibles compactos, como los pellets, no suele haber problemas a la hora de sustituir las calderas de gasóleo por las de biomasa, ya que el silo de pellets se ubica en el espacio que ocupa el depósito de gasóleo.

Si estás pensando en cambiar de caldera de gasoil a caldera de pellets, o si no estás seguro de qué tipo de caldera instalar en tu casa, este artículo puede interesarte. Antes de convertir una caldera de gasóleo a biomasa, es aconsejable hacerse algunas preguntas y tener claros algunos aspectos. No es necesario cambiar el equipo, basta con sustituir el quemador por otro adaptado al combustible de biomasa elegido. También hay modelos en los que el calor se distribuye por toda la casa a través de circuitos de agua, las llamadas hidroestufas, que funcionan de forma similar a una caldera pero son menos eficientes.

Por ello, el menor poder calorífico se tomó también como referencia a la hora de desarrollar las calderas de condensación, que son capaces de expulsar los gases de combustión a temperaturas mucho más bajas (en torno a los 70 ºC) y recuperar el calor latente del vapor de agua que se produce cuando el vapor se condensa en agua líquida. Una de las formas más económicas de pasar del petróleo a los pellets es convertir la antigua caldera a biomasa. Estas calderas cuentan con un quemador, un sistema de autolimpieza y un transportador de barrena, lo que las hace muy prácticas. Sin embargo, es importante asegurarse de que se utiliza material óseo limpio, ya que las impurezas pueden formar residuos y acelerar el desgaste de la caldera.

Además de los pellets, en las calderas de policombustible también pueden utilizarse otros residuos vegetales, como los huesos de aceituna o las cáscaras de nuez. El tipo de pellet aprobado garantiza un consumo mínimo y un bajo mantenimiento, ya que apenas deja residuos y no contamina la caldera. Los huesos de aceituna tienen una alta densidad, un bajo contenido de humedad y un alto valor calorífico equivalente al de los pellets. Además, Innotec Formación ofrece formación técnica específica para capacitar a los profesionales del sector en la instalación de este tipo de calderas.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que es poco probable que funcione tan bien como una caldera de biomasa nueva. Me atreví a comprar una caldera de pellets y es cierto que es más barata, pero tarda mucho en calentar, emite mucho carbono y tiene un poder calorífico inferior al del gas.