¿Qué es una estufa de pellet estanca?

3 minutos
¿Qué es una estufa de pellet estanca?

Las estufas de pellets selladas son completamente herméticas. Toman el aire (de la combustión y de la limpieza del cristal) directamente del exterior y no de la habitación donde están instaladas, no necesitan una toma de aire exterior. Las casas pasivas se caracterizan por un alto nivel de aislamiento térmico. Son capaces de calentar el agua y llevarla a un circuito de radiadores o suelo radiante.

Pueden conectarse en paralelo con una caldera de gas o gasóleo, lo que ayudará a reducir la factura energética. Son como pequeñas calderas y algunas alcanzan más de 25 kW. Disponen de sistemas de seguridad por sobretemperatura, sobrepresión, bombas de circulación, vaso de expansión, sondas de temperatura, encendido electrónico y programador. Se conectan a cualquier red de radiadores, de aluminio, chapa o fundición, y la máquina hace el resto.

Algunos modelos disponen de interruptores para el correcto cierre de la puerta, sensores de presión interior y laterales cerámicos que mantienen el calor. El sistema de limpieza es el mismo que en los de aire. Lo único a tener en cuenta, al tratarse de una máquina de agua, es que no todas tienen un presostato para comprobar que la instalación tiene agua, por lo que es importante contar con un sistema de llenado automático. Además, y aún más importante, es necesaria una válvula de retorno.

Otro punto a favor son las estufas sin chimenea. Se trata de un mecanismo innovador que utiliza filtros de agua para condensar el humo de los pellets. Sólo tiene que preocuparse de conseguir suficientes bolsas de pellets. Pero al comprar estufas de pellets, ¿cuánto dura una bolsa de pellets? La respuesta dependerá del uso que le dé a su estufa, pero en general, una bolsa de 15 kg durará entre 2 y 3 días.

ESTRUCTURA COMPLETAMENTE INOXIDABLE, que no consume el oxígeno del ambiente donde está instalada. La potencia, al estar relacionada con el volumen a calentar, influye directamente en el consumo de combustible, es decir, de pellets. Encontrará muchos tipos y estilos diferentes que se adaptan a sus necesidades, aunque uno de los productos más vendidos en los últimos inviernos son las estufas de pellets. La recarga requiere bastante esfuerzo físico, ya que hay que levantar sacos de 15 kg en la estufa y verterlos en el depósito de pellets.

Son muchas las ventajas de las estufas de pellets, perfectas para espacios grandes o pequeños, según la capacidad de la estufa. Para la fabricación de pellets, las astillas producidas en el aserradero se secan, se limpian y se prensan en matrices para formar pellets. Para tener en cuenta un cálculo muy aproximado, podemos decir que con 1kw se pueden calentar 10 metros cuadrados, por lo que para una habitación de 80 metros cuadrados necesitaríamos una estufa de 8kw. Es importante apagar siempre las estufas de pellets a través de su panel de control o a través de su mando a distancia y nunca cortar la corriente antes de que se pare.

Además, la estufa de pellets debe estar fabricada según la norma EN 14785 y tener el marcado CE. Utilizan ventiladores de estufa que expulsan al exterior el aire caliente producido en el interior de la chimenea para calentar la zona deseada. Sólo hay que recordar que existen estufas de diferentes formas, que se adaptan mejor a diferentes configuraciones de vivienda. El sistema de tiro forzado significa que la estufa de pellets es estanca, no extrae el aire del interior de la vivienda.

En primer lugar, le recomendamos que se ponga en contacto con un instalador de biomasa profesional para que le instale la estufa. Para este tipo de estufas de pellets sin conducto de humos es importante que sepas cómo limpiar una estufa de pellets paso a paso, para que puedas sacarle el máximo partido a tu aparato y tener tu caso siempre caliente. Además, es aconsejable dejar uno o dos metros de espacio delante de la salida de aire caliente para que la estufa reparta el calor por toda la habitación sin obstáculos. Las estufas de pellets son generadores de calor que utilizan pellets de madera prensados para su combustión dentro de una cámara cerrada, emitiendo un calor agradable a la habitación con una fuente de energía renovable como es la biomasa en forma de pellets.

Este principio es común a todas las estufas de pellets; sin embargo, la difusión del calor puede variar.